Cuéntame un cuento . . .

Posted on Updated on

Esta tarde me ha pasado una cosa extraña. Después de comer me he echado un rato al sofá a ver la T.V. y poco a poco he notado que mis parpados iban cayendo al mismo tiempo que dejaba de prestar atención a la T.V. Si ya sé que tampoco es muy extraño. Pero despertándome de la siesta he pensado en porque me había dormido tan fácilmente y más con el jaleo de la T.V. y porque mucha gente dice aquello de “no puedo dormir sin la T.V.”

Bien pues ¡tengo una teoría! Eso sí, nos tenemos que remontar tiempo atrás a cuando nuestros padres nos dormían leyéndonos cuentos. En este caso creo que tiene mucho que ver, salvando las distancias claro está, pero mi teoría es que estamos acostumbrados a dormirnos escuchando una voz ajena. Quizás porque pensamos instintivamente que es una cuestión de seguridad. Pensamos que alguien esta ahí protegiéndonos y de esta manera podemos aflojar nuestro sistema nervioso. Esto hoy en día no tiene mucho sentido, pero cuando estás en medio de la selva si, y nunca hay que olvidarse de nuestros orígenes.

Por eso muchos niños pequeños se duermen cuando sus padres les cuentan un cuento y ahora que somos mayores la T.V. es ahora nuestro cuenta cuentos particular.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s